Medina Azahara vuelve a renacer

26/06/2018

La ciudad palatina cerca de Córdoba, camino de ser Patrimonio de la Humanidad

La UNESCO afronta el último fin de semana de junio una cumbre en la ciudad de Manama, en Bahréin. En dicho encuentro se valorarán diversas candidaturas a Patrimonio de la Humanidad, entre las que se encuentra la ciudad califal de Medina Azahara, la única española de las candidatas.

Su mayor baza es su conservación y la originalidad de gran parte de sus materiales. En efecto, el haber estado enterrada durante cientos de años, la ciudad palatina se conserva como prácticamente ninguna en el mundo, ya que no fue reconstruida encima. Esta causa ha ayudado de manera decisiva a mantener la originalidad de los materiales y sus reconstrucciones han sido llevadas por criterios muy celosos para diferenciar los elementos originales de los que no lo son.

Medina Azahara, a 8 kilómetros al oeste de Córdoba, en la carretera de Palma del Río, fue levantada por Abderramán III en el año 940. Su esplendor fue realmente efímero, pues en 1010 la ciudad quedó abandonada tras una fitna (guerra civil).

Aunque noveleramente se adjudica su nombre a la más querida de las esposas del califa, más bien al-Zahra puede hacer referencia al significado de ‘La resplandeciente’, en alusión al inusitado lujo y sofisticación del complejo urbanístico, que se divide en tres terrazas a las faldas de Sierra Morena.

De esta ambiciosa planificación dan fe numerosos restos arquitectónicos de gran belleza, como la Casa Militar, el Gran Pórtico, la Casa de Yafar y otros espacios. Pero, sin duda, el símbolo de Medina Azahara es el Salón Rico, uno de los enclaves definitorios de Andalucía, recurso visual continuamente usado para evidenciar una herencia de arte califal del primer nivel, sin apenas parangón en Europa.

En medio de este proceso, la UNESCO, no obstante, es clara: exige asegurar los fondos para la financiación del yacimiento y, lo más importante, reclama una serie de planes concretos para combatir una de las principales problemáticas de Medina Azahara: la gran cantidad de parcelaciones ilegales que salpican el entorno. Este descontrol urbanístico es el gran bache de la candidatura y es el principal trabajo que deberán afrontar los responsables del Conjunto Arqueológico para minimizar su influjo.

Para empezar, el hashtag en redes sociales #EstoyconMedina ha sido impulsado por la consejería de Cultura de la Junta de Andalucía para sumar apoyos a la causa. Córdoba, así, sumaría su cuarto reconocimiento de la UNESCO, tras el casco histórico de la ciudad, la propia Mezquita-Catedral y la Fiesta de los Patios, en este caso, Patrimonio Inmaterial.

Para conocer más sobre Medina Azahara, pincha aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter

He leído y acepto el Aviso legal