Enrique Morente: el Picasso del flamenco

13/12/2017

El 13 de diciembre de 2010 nos dejaba el genio granadino, vital para comprender la evolución del cante

Albaicinero, Enrique Morente nació el día de Navidad de 1942. Su tremenda personalidad ya parecía augurarse tras pasar de ser seise de la Catedral Granada a, con 14 años, estar cantando flamenco en diversas veladas. Ya con reconocimiento en el entorno, editó en 1967 su primer trabajo discográfico: ‘Cante Flamenco’, en el que fue acompañado por Félix de Utrera. Ya en esta ocasión se dejó ver su carácter renovador, rescatando cantes muy poco comunes en la época, y que le valió una mención especial en la Cátedra de Flamencología de 1968.

Desde México hasta Nueva York se conoció su arte, basado en un estilo siempre inquieto, que alcanza su cénit en el trabajo ‘Omega’ (1996), en donde fusiona el rock alternativo con el propio flamenco.

Su convicción y tendencia artísticas parecen trazar un curioso paralelismo con otro andaluz, el malagueño Pablo Picasso. Y es que ambos, desde un respeto profundo a los cánones más clásicos, exprimen de ellos las bases para presentar una lectura renovada y, en apariencia, rupturista. De hecho, para Enrique Morente, la figura de Picasso será importante y lo evidenciará con trabajos como ‘Pablo de Málaga’ (2008). Además, la muerte le sobrevendrá con el trabajo ‘El barbero de Picasso’, a punto de rematarse y salir a la luz.

Tras su paseo por el mundo mostrando sus extraordinarias credenciales como cantaor y creador, en 2006 le fue entregada la Medalla de Oro a las Bellas Artes. Sus últimos años los pasó instalado en un carmen del Carril de San Miguel, en alto Albaicín de su Granada natal. Falleció en 2010 en la Clínica La Luz de Madrid, tras unas complicaciones derivadas de la operación de un tumor que le detectaron en el esófago. A doce días de cumplir 68 años nos dejó esta suerte de Picasso del flamenco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter