Refugios para una Almería en Guerra

13/06/2020

Hoy día es posible visitar el eficaz sistema creado por Guillermo Langle para proteger a los almerienses durante la Contienda Civil

Los refugios subterráneos de Almería suponen un atractivo tan singular como desconocido, por descubrir tanto por adultos como por jóvenes. Estos pasadizos son un verdadero museo vivo bajo tierra que sirven para conocer una parte de la historia de la ciudad.

Estos túneles subterráneos se construyeron en el año 1937, de cara a la Guerra Civil, pensados para albergar un total de 40.000 personas, con una extensión de más de cuatro kilómetros de longitud y contando con 101 entradas por diferentes puntos de Almería, algunos de los cuales se camuflan bajo la apariencia de kioscos. Su arquitecto, Guillermo Langle Rubio, diseñó este refugio para que cualquier ciudadano pudiera alcanzar su interior en menos de cuatro minutos, el tiempo que transcurría entre el sonido de las sirenas y el comienzo del bombardeo.

La construcción consta de un quirófano, un almacén de víveres, una cocina despensa y kilómetros de bancos corridos, para que los habitantes tuvieran donde descansar mientras tenían lugar los bombardeos, que podían durar horas. Dentro de este peculiar lugar existía un código de conducta; no se podía fumar ni encender velas ya que la ventilación era totalmente natural y obstaculizaba la filtración el aire, además, no podían hablar ni de política ni de religión, para evitar cualquier pequeño altercado.

Aunque la longitud total de todos estos pasadizos sea de más de cuatro kilómetros y medio, no todos están conectados entre sí. A día de hoy, sólo el más largo está abierto al público. También existían entradas privadas de particulares hacia estos túneles y refugios privados que no estaban conectados a la red principal.

Este lugar cobró un papel importante en el episodio conocido como ‘La desbandá’. El 7 de febrero de 1937 los malagueños huían de su ciudad por la carretera Málaga-Almería para escapar de las tropas fascistas. Murieron entre 4.500 y 6.500 personas en la fuga. Como el refugio contaba con un quirófano, muchas de las personas heridas que lograron llegar a la ciudad almeriense fueron acogidas en los túneles para ayudarles a curar sus heridas.

En la actualidad, los Refugios de la Guerra Civil de Almería son unos de los más importantes y mejor conservados de Europa. Si quieres visitar este impresionante lugar, infórmate en el siguiente enlace del Ayuntamiento de Almería, que es la institución que gestiona las visitas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter

He leído y acepto el Aviso legal