El costumbrismo dentro del costumbrismo

08/01/2019

El sevillano barrio de Santa Cruz acoge el Museo Bellver, un atractivo elenco de piezas en donde despunta la pintura hispalense decimonónica

Desde el 11 de octubre de 2018 el Museo Bellver tiene sus puertas abiertas en la Casa Fabiola, un precioso inmueble del siglo XVI en la calle homónima del barrio de Santa Cruz.

Fotogénico, clásico, colorista, laberíntico; en Santa Cruz se asentó parte de la Judería sevillana. Hoy es uno de los atractivos indudables de la ciudad, y además su urbanismo constituye una de las estampas más internacionales de Sevilla.

En este escenario de lo más apropiado, el costumbrismo ha venido a anidar en forma de espacio expositivo. El Museo Bellver, nacido gracias a la donación de piezas artísticas por parte del matrimonio formado por Mariano Bellver y Dolores Mejías al Ayuntamiento de Sevilla, supone una certera propuesta, en fondo y forma, para la promoción del arte costumbrista y representación de la temática andaluza, especialmente durante el siglo XIX.

Casi seiscientas piezas, la mitad de las cuales son pinturas, integran la Donación Bellver. Entre las firmas se hallan primeros espadas del arte andaluz del siglo XIX: los sevillanos Manuel Cabral Bejarano, Gonzalo Bilbao, José García y Ramos o Jiménez Aranda; los malagueños Reyna Manescau o Denis Belgrano; el gaditano Francisco Hohenleiter o el jerezano José Lafita.

Además, el Museo cuenta con autores extranjeros que retrataron Andalucía en el siglo XIX, como John Phillip, Pharamond Blanchard o Robert Kemm. Pero más allá de la pintura, la colección cuenta con figuras en marfil y hueso de gran valor, muebles, elementos de porcelana y cerámica, así como relojes.

Mención aparte merece la escultura, de la que existen más de un centenar de ejemplares muy diversas firmas, desde la del propio abuelo de Mariano Bellver, el escultor decimonónico Ricardo Bellver, pasando por Antonio Castillo Lastrucci o Lorenzo Coullaut-Valera, hasta piezas del barroco sevillano o de corte neoclásico.

Se da la circunstancia de que Mariano Bellver fallecía apenas un mes de la apertura del Museo. La puesta en marcha del centro expositivo se ha producido cuatro años después de la firma del protocolo de donación de obras, si bien la voluntad de donar las obras se remontaba a dos décadas antes. Con todo, Mariano Bellver pudo verlo hecho realidad; ahora está para disfrute de todos. En Santa Cruz, nada menos.

El Museo Bellver está abierto de martes a domingo, de 11 a 20 horas, siendo gratuito para todo empadronado en Sevilla. Para los no residentes, el precio es de tres euros, con reducciones para estudiantes, docentes y mayores de 65 años. El Museo cuenta con perfil de Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter

He leído y acepto el Aviso legal