Málaga y Andalucía: cuarenta años sin Caparrós

29/11/2017

El 4 de diciembre se cumple el aniversario del asesinato del joven manifestante malagueño en un enclave que ya es Lugar de Memoria Democrática

El 4 de diciembre de 1977 fue una fiesta en toda Andalucía… hasta que lo aguaron los disparos. En pleno centro de Málaga, que celebraba como tantas otras ciudades su manifestación por la autonomía andaluza, fue abatido mortalmente Manuel José García Caparrós, con 17 años.

La esquina entre la Alameda de Colón y el Puente de Tetuán fue el lugar del crimen, efectuado por un miembro de la Policía Armada. Desde el pasado 28 de noviembre, este rincón está inscrito en el Inventario de Lugares de Memoria Democrática de Andalucía.

El próximo 3 de diciembre, domingo, Málaga recordará con una manifestación los 40 años de un acontecimiento que marcó la Historia de Andalucía. Un historia, por cierto, aún por desvelar del todo. Y es que, en ese sentido, la Junta de Andalucía se ha vuelto a dirigir por segunda vez a la Presidencia del Congreso de los Diputados para que se levante el secreto en relación con el asesinato de Caparrós, que fue nombrado Hijo Predilecto de Andalucía a título póstumo en 2013, y que su paisano, también galardonado ese día, Antonio Banderas glosó en un memorable discurso.

Dentro del aniversario, el Ayuntamiento de Málaga ha acordado, por unanimidad de todos los grupos parlamentarios, renombrar a la avenida Carlos Haya con el nombre avenida 4 de diciembre de 1977, aunque la decisión se ha visto envuelta en una peculiar confusión burocrática.

De igual manera, la ciudad de Cádiz ha aprobado dar nombre con esta fecha a la hasta la actualidad conocida como avenida Ramón de Carranza.

Son gestos para recuperar la memoria de una fecha clave que no es el Día de Andalucía como tal, pues como es sabido, éste se celebra el 28 de febrero, conmemorando ese día de 1980 en que tuvo lugar el referéndum para formar la Comunidad Autónoma con plenas competencias. Con todo, el 4 de diciembre, lo que significó y, a qué no decirlo, el triste asesinato de Caparrós, sirvió también para que Andalucía tenga dos días que recordar y para reafirmarse como pueblo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter