La costa vigilada

05/07/2018

En época de frecuentar playas, te invitamos a reparar en las torres almenaras, sistemas defensivos salpicados por todo el litoral andaluz

Con el verano llegan las escapadas a la playa. Andalucía cuenta con más de 800 kilómetros de costa; las provincias de Cádiz y Almería son las de mayor extensión, superando los 200 kilómetros de litoral cada una. Huelva, Málaga y Granada también tienen mucho mar al que asomarse. Además, las provincias sin costa, Sevilla, Córdoba y Jaén, disponen hoy día de muy buenos accesos a sus vecinas andaluzas.

Fruto de su situación estratégica (Andalucía está en las históricas ‘Columnas de Hércules’, uniendo Atlántico y Mediterráneo, la costa andaluza ha sido siempre bastante movida en lo que a ataques, trifulcas y disputas político-económicas se refiere. Nacieron, en diversas etapas y con distintos objetivos, las torres almenaras, encargadas de vigilar la costa y alertar de posibles amenazas para los intereses de quienes la construían.

En este verano te proponemos que, además de mirar al mar, eches un vistazo al entorno en el que te bañas. Descubrirás muchas de estas edificaciones, en distintos estados de conservación, pero que todos hablan de lo mismo: de la defensa de una tierra deseada por todas las civilizaciones y defendida con uñas y dientes por las que tuvieron la suerte de vivir en ella. Te traemos unos ejemplos.

PROVINCIA DE ALMERÍA

Torre de Mesa Roldán (Carboneras)

Comenzando por el levante almeriense, nos detenemos en la Torre de Mesa Roldán, una edificación del siglo XVIII, en planta de pezuña, y levantada para evitar las invasiones marítimas en la zona de la playa de los Muertos.

Enclavada en lo que fue un cerro de origen volcánico, las vistas desde este punto son ciertamente privilegiadas. La torre se concluyó en 1766. En 1987 se incluye dentro del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar.

Torre García (Almería)

Muy famosa es la playa almeriense de Torregarcía, especialmente por la leyenda que fija en este enclave la aparición de su patrona, la Virgen del Mar, en el año 1502. Su nombre viene de la Torre García, levantada a pocos metros de los restos de una interesante fábrica de salazones y una ermita destinada a la patrona para su romería anual en enero.

Esta atalaya fue levantada en la segunda mitad del siglo XVI. Su objetivo, la vigilancia y la transmisión de señales para la defensa del litoral frente a los piratas berberiscos, que por entonces efectuaban numerosas incursiones. De hecho, esta torre estaba conectada con otras visualmente y, mediante fogatas por la noche y ahumadas por el día, los torreros comunicaban la presencia del peligro a otras torres y poblaciones. Este sistema de comunicación es una herencia puramente musulmana.

 

 

 

 

 

 

PROVINCIA DE GRANADA

Torre de la Rijana (Gualchos)

La Torre de la Rijana, en un estado de ruina, domina la playa de su nombre, en la costa granadina, en el término municipal de Gualchos, cerca de Castell de Ferro.

Sólo queda un paño de pared en pie, pero su aportación estética al paisaje, sobre un acantilado, es digna de contemplarse.

De origen nazarí, este castillo fue levantado para efectuar tareas de vigilancia y proteger los barcos pesqueros que faenaban en la zona. Fue abandonado hacia el año 1764.

Torre del Tesorillo (Almuñécar)

Aunque no en el mejor entorno, por estar en medio de una urbanización privada y oculta por varios edifcicios, es llamativa la Torre del Tesorillo, en Almuñécar, de planta cuadrada.

Sorprende que haya llegado hasta nuestros días con un estado de conservación, al menos de su parte inferior, relativamente bueno. Porque si bien en época musulmana pudo servir para vigilancia de algún barrio pesquero de la actual pedanía de Velilla-Taramay, posteriormente ya pasaría a estar en desuso hasta nuestros días.

 

 

 

 

 

 

PROVINCIA DE MÁLAGA

Torre-Batería de La Cala (Mijas)

El ‘Torreón’ de La Cala de Mijas, como es conocida en su entorno esta Torre-Batería, se sitúa en una pequeña población costera perteneciente al término municipal de Mijas. Hoy día, además, es sede del Centro de Interpretación de las Torres Vigía del Ayuntamiento mijeño.

Del siglo XVIII, construida hacia 1760, es la más moderna de las torres de la zona, ya que la Torre Nueva, la de Calahonda y la de la Calaburras tienen orígenes en el siglo XVI. Cuenta con dos plantas y tiene un dificultoso acceso a seis metros del suelo y con una escalera de cuerda. En torno a 1860 quedó en desuso.

Torre de la Sal (Casares)

Entre Estepona y San Luis de Sabinillas, aún dentro del término municipal de Casares, se levanta la Torre de la Sal, que ilustra este artículo. Es seguro que se construyó en el siglo XVI, con fuerte influjo nazarí, aunque en 1575 aún no se había finalizado.

De planta cuadrada, cuenta con dos alturas. No parece que sea una torre de vigilancia propiamente dicha, aunque ciertamente se halla al borde de la costa. El Duque de Arcos construyó al lado unas salinas, que es de donde procede su nombre, aunque también es llamada la Torre del Salto de la Mora.

 

 

 

 

 

 

PROVINCIA DE CÁDIZ

Torre Nueva (La Línea de la Concepción)

Del siglo XVI, la Torre Nueva se sitúa a orillas del mar, pasado la zona de Guadiaro y La Alcaidesa. Pertenece al término de La Línea de la Concepción, siendo la de mayor antigüedad de las del municipio.

Construida, como muchas de ellas, para avisar de la amenaza de los piratas berberiscos, fue declarada en 1985 Bien de Interés Cultural.

Torre de la Peña (Tarifa)

Ya en el Atlántico, en el término municipal de Tarifa, nos encontramos con la Torre de la Peña, que se alza en un peñasco entre la playa de los Lances y las Dunas de Bolonia, en la actualidad asomándose a la N340.

De planta cuadrangular, la Torre de la Peña es la más antigua de la zona del Estrecho, pudiéndose datar en torno al siglo XII. Su objetivo inicial fue prevenir la llegada de piratas normandos.

 

 

 

 

 

 

PROVINCIA DE HUELVA

Torre de la Higuera (Almonte)

Muy conocido es el ‘Tapón de Matalascañas’, que es uno de los símbolos de la Costa de la Luz de Huelva. Su nombre oficial es Torre de la Higuera, y realmente no es más, hoy día, que la cimentación de la edificación, que caprichosamente luce boca abajo e inclinada, y bañada por el Atlántico en la primera playa al oriente de la provincia de Huelva.

Todo parece indicar que la Torre de la Higuera debió haberse despeñado de su promontorio original. Tradicionalmente se cree que esto ocurrió con motivo del Maremoto de Lisboa de 1755, aunque algunos documentos últimamente estudiados ya la sitúan derruida en 1743.

Torre Umbría (Punta Umbría)

La Torre Umbría es el principal atractivo histórico-artístico de Punta Umbría, la localidad que mira al Atlántico y separada de Huelva capital por la isla de Saltés.

Comenzada a construir en el siglo XVI, no se terminó su construcción hasta el año 1614. El grosor de su muro se acerca a los cinco metros, a la misma altura que se halla la puerta de acceso. La torre conserva una inscripción: “ESTA TORRE MADO HAZER EL REI
DON FELIPE TERCERO NRO SEÑOR SIENDO JUEZ DE LAS TORRES Y DE LAS DEMAS DEL MAR DEL ANDALUCIA EL LICENCIADO DON JUAN DE LA FUENTE HURTADO Y ALCALA ACABOSE AÑO DE 1614”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter

He leído y acepto el Aviso legal